Testimonio de una alumna de prácticas en Psicólogos Pozuelo

Psicólogos Pozuelo Noticias Noticias y Actualidad 0 Comments

Estamos próximos al final de curso, y son mas de 100 el numero de alumnos que han pasado por Psicólogos Pozuelo en lo que va de año, bien a través de Convenios de colaboración con universidades como centro de prácticas externas para alumnos de grado y de posgrado de Psicología (Universidad Autónoma de Madrid, Universidad Pontificia de Comillas, Universidad Europea de Madrid, Universidad Francisco de Vitoria, UNED, Universidad a Distancia de Madrid… entre otras), bien como centro de prácticas del  Máster en Terapia Familiar y de pareja para profesionales de la salud y el Experto  en Terapia Familiar Sistémica de la Universidad Complutense de Madrid, además de los alumnos en prácticas de nuestros Expertos, cursos, participantes en nuestro Programa de Prácticas con Pacientes, o en nuestros grupos de supervisión.
Una de nuestras alumnas de practicas, Andrea Bonilla, graduada en Psicología en la Universidad Francisco de Vitoria, adjuntó a su memoria de prácticas un testimonio de su vivencia en Psicólogos Pozuelo. Nos pareció tan descriptiva, emotiva, y donde otras alumnas pudieron verse reflejadas que hemos pedido a Andrea su autorización para compartirlo con nuestros seguidores, alumnos, profesionales que quieran leerlo.
“La experiencia realizando las prácticas en Psicólogos Pozuelo ha sido maravillosa. He crecido como profesional y como persona, adquiriendo un montón de conocimientos de una forma muy humana y cercana. Durante estos siete meses (que si hubiera sido por mí, se hubiera alargado mucho más) he absorbido todo lo que me rodeaba como si de una esponja se tratase, tanto lo bueno como lo no tan bueno. He aprendido a ser más tolerante con las críticas negativas, a las que siempre les acompaña una parte constructiva. He aprendido que el lenguaje, lo que decimos y cómo lo decimos, es importantísimo y debemos escoger las palabras con sumo cuidado.

He aprendido que no soy nadie, pero que puedo llegar a ser un pilar importante para alguien que se encuentra perdido y no tiene nada o a nadie más. He aprendido que hay muchos tipos de pacientes, pero a todos hay que aprender a quererlos por lo que son en el momento presente, y no tanto por lo que puedan llegar a ser. He aprendido que hay pacientes difíciles, con los que te cuesta conectar y no consigues “tocarles” o que te “toquen”, pero por ello hay que insistir en investigar en su historia pasada, pues todos nos comportamos de una determinada forma por uno o varios motivos. He aprendido que el vínculo emocional es muy fuerte, y también se puede establecer a través de una pantalla. He aprendido que a veces es necesario decir, pero otras veces es necesario callar. He aprendido que en el momento en el que tú trabajas más que tu paciente, hay algo que no está funcionando. He aprendido que no podemos ayudar al que no quiere ser ayudado, por mucho que nos duela. He aprendido que saber derivar es importante, pues reconocer que no puedes o no sabes cómo ayudar no te hace más débil, sino más sabio.

He aprendido que hay pacientes que se van a morir, pues no hay nada que les ate a este mundo, por mucho que tú quieras ayudarles a construir una cuerda que les una a la vida que se merecen. He aprendido que, por desgracia, hay madres y padres que no quieren a sus hijos. He aprendido que la resiliencia de una persona puede ser tan poderosa como desconcertante. He aprendido que quien quiere de verdad, puede. He aprendido que cada persona es un mundo y es una experiencia maravillosa ir descubriendo ese pequeño lugar dentro de cada uno. Para mí, estas prácticas han marcado un antes y un después, y siempre las recordaré con mucho cariño”.

Desde el equipo docente de Psicólogos Pozuelo transmitir nuestra satisfacción por haber conocido, formado, y acompañado a todos y todas nuestros/as alumnos/as que tanto nos han aportado, enseñado, y que con su inquietud, entusiasmo, y afecto nos han hecho disfrutar de nuestra labor profesional.
Desearles a todos y todas éxitos en su desarrollo profesional y personal y felicitarles por sus certificados, grados y posgrados adquiridos.
Con cariño,
Equipo de Psicólogos Pozuelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *