Psicoterapia Emocional Sistémica: nuestro modelo

La Psicoterapia Emocional Sistémica (PES) emerge en torno al año 2010, a partir de un equipo de profesionales, ubicados en el centro sanitario Psicólogos Pozuelo (Madrid). Desde la prioridad de poder ofrecer a sus pacientes eficacia y rigor en los tratamientos, con una deontología profesional incorporada en el ejercicio de la profesión, y considerando que enmarcarse en un único enfoque universal limitaba las competencias y recursos profesionales, decidieron trabajar con una diversidad de postulados e instrumentos flexibles.
Desde hace más de quince años, nuestro principal propósito se basa en poder ofrecer una atención de calidad a nuestros pacientes, ya que lo ético y eficaz realmente es adaptar cada técnica a cada paciente o familia, con un estilo propio.
Con el objeto de lograr una mayor profesionalización de la práctica de la psicología clínica en España, así como de avalar la eficacia de nuestros procedimientos de trabajo. Establecimos un protocolo de actuación, al partir del cual registramos y analizamos la evolución de los tratamientos llevamos a cabo mediante una metodología de trabajo concreta, basada en el modelo SER (Sistémico- Emocional- Relacional).
La Psicoterapia Emocional Sistémica se caracteriza por ser un enfoque desde una perspectiva holística e integradora, basada en ayudar a los sistemas a buscar el equilibrio, desde una causalidad circular, buscando patrones actuales que mejoren las relaciones con los diferentes sistemas que rodean al paciente, sin estigmatizar ni buscar la raíz del problema. Para una mayor comprensión del síntoma, incorpora los mecanismos cerebrales actuales implicados en los estados emocionales subyacentes a la conducta, para poder generar los cambios que permitan un bienestar al paciente estable, profundo y permanente.
  • Inicialmente, la Psicoterapia Emocional Sistémica tiene sus orígenes en el ámbito de intervención infantojuvenil, donde, desde hace más de 15 años, creamos el modelo SER, presentado en varios congresos y publicado en el libro La danza de las emociones familiares, donde, con el paso de los años, se ha ido adaptando al ámbito de la intervención con adultos, así como a la neuropsicología clínica infantojuvenil.
    Actualmente, constituida como escuela, la psicoterapia emocional sistémica no deja de ser un modelo de terapia integradora, con una clara e indudable influencia de la terapia familiar sistémica. Basada en unos postulados de no patologizar, adaptados a la sociedad actual, a los nuevos modelos familiares, y a que posibilitan evaluar la organización familiar, con una clara influencia humanista y de la neurociencia afectiva, así como de los factores relacionales de origen psicodinámico