¿No debemos acunar o mecer a un bebé para dormirle? ¿Debemos dejar a un bebé llorar 30 minutos por la noche? No permitas que estas afirmaciones se difundan en el año 2019

Psicólogos Pozuelo Noticias Noticias y Actualidad 0 Comments

Psicólogos Pozuelo, en nombre de muchos profesionales de la infancia, inicia una petición de firmas para que el Hospital Infantil Universitario Niño Jesús actualice el contenido de la Guía “Trastornos del comportamiento de niños y adolescentes. Guía para padres” de acuerdo con la evidencia científica sobre las necesidades emocionales en la infancia.

Puedes firmar la petición aquí: http://chng.it/xQYmDTW58m

El Hospital Niño Jesús ha publicado una Guía de trastornos del comportamiento de niños y adolescentes, (puedes descargarla en: https://www.comunidad.madrid/hospital/ninojesus/file/3390/download?token=-mGIOkOo ), escrita por dos médicos pediatras y una psiquiatra infantil de reconocido prestigio.  Como profesional de la infancia, agradecer y dar la enhorabuena en primer lugar a sus autores por la creación de recursos prácticos, y muy necesarios, para madres y madres.  Pero pedirles encarecidamente que hagan una revisión del documento actualizando sus recomendaciones de acuerdo a la extensa evidencia científica que existe en relación a las necesidades emocionales de la infancia, necesario para su correcto desarrollo integral.

Incluir los celos o las rabietas dentro de una guía de trastornos del comportamiento, sin tener en cuenta los hitos de desarrollo esperables de acuerdo a los diferentes sucesos del ciclo vital del niño o niña, es inexacto.  Así como señalar que hacen “teatro” cuando un niño reclama a través del llanto, su único medio de expresión de sus necesidades, que no quiere separarse de su figura de referencia.  Conviene establecer rigor a la hora de etiquetar a un menor.  Teniendo en cuenta que paralelamente conviene contemplar que padres o madres requieren de un acompañamiento psicoeducativo en la determinación de un trastorno. Es inadmisible que uno de los hospitales con mayor prestigio y número de pacientes pediátricos de Europa no contemple la extensa evidencia que nos respalda y corrobora la importancia del afecto, contacto físico y empatía con la infancia.

Hace tan solo dos días celebrábamos el Día Universal del Niño y la Niña, soplando 30 velas en la lucha por los derechos de la infancia, a través de la Declaración Universal de los derechos del Niño, cuyo principio número 6 indica: “El niño, para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad, necesita amor y comprensión. Siempre que sea posible, deberá crecer al amparo y bajo la responsabilidad de sus padres y, en todo caso, en un ambiente de afecto…”

La comunidad profesional dedicada a la infancia requiere de profesionales sensibilizados con sus necesidades educativas emocionales para prevenir el incremento de problemas de salud mental que acogen los centros de Atención Primaria en nuestro país, así como a nivel mundial, según la Organización Mundial de la Salud.  Ya en los años 50-60 del siglo pasado, el Dr. Harry Harlow, demostró la importancia del contacto físico y necesidad del vínculo emocional con las figuras de referencia, incluso por encima de las necesidades alimenticias.  ¿Estamos retrocediendo 70 años cuestionando esta evidencia?

Pedimos que actualicen dicha guía teniendo en cuenta los principios de la teoría de apego, los avances de la neurociencia en cuanto a recuperación de trastornos mentales en la infancia a través del afecto y cuidado, y la evidencia científica relacionada con la importancia del buen trato hacia la infancia.

En nombre de grandes profesionales de la educación, psicología, infancia…transmitir el gran desazón y espanto que hoy sentimos al ver que todavía hay profesionales que no consideran en su labor profesional las características afectivas de la infancia.  Creíamos que estos principios básicos ya quedaron evidenciados en la publicación del pediatra Carlos González “Bésame mucho”, en el año 2003.

Construyamos un mundo más amable para los más pequeños, fomentemos el buen trato a la infancia, y démosles una sociedad más justa, protectora y adaptada a sus características evolutivas.  Es nuestra responsabilidad, y obligación.

Puedes firmar la petición aquí: http://chng.it/xQYmDTW58m

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *